sábado, 30 de abril de 2011

EPIFANÍA I : UNA REFLEXIÓN DE SIR KEN ROBINSON

Pablo Picasso: "Meninas"



 Repensando y elaborando el enojo de ayer, experimenté una epifanía reconfortante. Recordé una conferencia que dio Sir Ken Robinson en California en el 2006, que escuché por primera vez en un sitio maravilloso que frecuento y recomiendo:  http://www.ted.com/talks

                      
 En esa charla, que formó parte de una serie de conferencias sobre educación, Sir Robinson plantea la necesidad de un cambio en nuestro sistema educativo con mucha inteligencia, gran sentido del humor y anécdotas enriquecedoras y reales. 


  Hay dos conceptos básicos que me vinieron a la memoria y reverberan sobre mi experiencia de ayer, y que Sir Robinson desarrolla magistralmente. Uno está basado en un dicho de Picasso:


     "TODOS LOS NIÑOS NACEN ARTISTAS"

  El problema es seguir siendo un artista mientras crecemos y pasamos por la escuela. Él, como yo, cree apasionadamente que al crecer no incrementamos nuestra creatividad innata, sino que la perdemos lastimosamente, porque somos educados a través de un sistema de evaluación que premia la repuesta correcta, no la respuesta creativa, original y viable. Pasamos por una escuela que ignora que la inteligencia es diversa, dinámica y única en términos de individualidad, y que estandariza y evalúa en masa, ignorando y hasta a veces reprimiendo o estigmatizando la unicidad de cada ser cuando no encaja en el patrón. 
  
 Y el otro concepto que me vuela la cabeza es lo que Robinson describe como nuestra única esperanza frente a este desalentador paradigma: la necesidad de adoptar una nueva concepción de ecología humana, mediante la cual comencemos a reconstruir nuestra concepción de la riqueza de las capacidades humanas en términos educativos. Nuestro sistema educativo ha socavado nuestras mentes del mismo modo en que nosotros hemos dañado a nuestro planeta. Y por lo tanto, en el futuro, a menos que las cosas cambien, ni nuestras mentes ni nuestro planeta serán viables. Escucharlo realmente vale la pena, porque este es un tema que nos incumbe a TODOS. 

  ES UN MODELO DEL EDUCADOR QUE CREO DEBERÍA ABUNDAR EN LAS ESCUELAS

 Sir Ken Robinson : Las escuelas matan la creatividad , TED 2006


"Ver nuestras capacidades creativas como las riquezas que son, y  ver a nuestros hijos (y yo agrego, alumnos, auqnue se me hace casi lo mismo ya), como la esperanza que constituyen. Nuestro deber es educar al ser humano integralmente para que pueda encarar el futuro, aunque nosotros no estemos aquí para verlo..."

Y te lo dice así: ¡A boca de jarro!

viernes, 29 de abril de 2011

Hoy aprendimos II: ¡AY, LA FLAUTA!

                                                                       
 
                                         
                                                    


   Ya hablé de la maestra de música de mi hija, bueno, “maestra” alguien nace y se hace, pero ella, no lo se… Pasaron menos de dos meses del comienzo de clases, y luego de haberles hecho creer que en su primera clase habían “aprendido a tocar la flauta”, cosa que queda registrada en la primer foto, la mala praxis lamentable e inexorablemente continúa, “aprendiendo” una nota y una canción nueva por clase …como también se ve en la foto de ayer.
   Sí, disculpen mi enojo de hoy, enojo por ser madre y por ser educadora. Llamemos a las cosas por su nombre: esto es mala praxis, y debería tratarse seriamente, tal como se hace en el caso de la salud. Porque la mala praxis educativa empobrece al alma, corroe la autoestima, y enferma la psiquis de un niño, a veces de modo irreversible. En casa puede haber apoyo, estímulo y paciencia para con los tiempos lógicos y naturales que conlleva cualquier proceso de aprendizaje. Pero si nada menos que la docente a cargo de guiar ese aprendizaje derriba lo que afanosamente viene construyendo la chica paso a paso de un puntapié, con un comentario desafortunado e inapropiado, una rótulo negativo, o a veces tan sólo un gesto o una calificación que no valora el esfuerzo, el punto de arranque y el logro en el tiempo,entonces las consecuencias pueden ser nefastas. Es muy posible que la niña crea en ese juicio y lo asuma como "la verdad" sobre sus habilidades o falta de ellas, y así deje de esforzarse e intentar: 
“¡Total para qué, si ya me dijo la que sabe que no soy buena, que no sirvo para esto!”

   El mensaje siempre debe ser: “¡SE PUEDE!” 

   Por supuesto, sin engañar, sin estafar: eso también constituiría mala praxis. No le hacemos creer a quien no tiene buen oído musical, y este no es el caso, que puede llegar al conservatorio. Pero si decimos:

“Sos una mala alumna”, “Vas muy lento”, no le doy ni chance de que llegue a tocar  “Yellow Submarine” con gusto, aunque no llegue a ser Mozart, ya que Mozart, como Einstein o Shakespeare, se  nace, no se hace en la escuela: ¿se entiende?

   Bueno, esto pasó ayer. Esto le pasó a mi hija de 8 años que practica flauta dos o tres veces por semana en casa y le enseña a su papá, que tiene, como decimos aquí, “un toscano en la oreja”, y justamente por eso, se puso a aprender con ella: para demostrarle que se puede si se quiere, aunque no lleguemos a ser el flautista de Hammelin ni mucho menos en un mes y medio…
    Estoy enojada. Hirieron los sentimientos de una hija sensible, responsable y aplicada, quien, como todos, necesita aprobación y estímulo. E hirieron el más noble valor de la profesión que ejerzo y desarrollo con convicción y pasión, aunque no soy justamente recompensada por hacerlo en varios sentidos, como tal vez le suceda a esta maestra de música, quien posiblemente cargue con su propia mochila de malos aprendizajes propios, hastío y frustración . Pero eso da para otra reflexión. De todos modos, si en esto elegimos estar como adultos, debemos cumplir con nuestra promesa de educar:

Educar es dirigir el proceso de aprendizaje y desarrollo de las facultades intelectuales, físicas, morales, etc. de una persona. Es formar, instruir, aleccionar, ilustrar. Es ejercitar, afinar, perfeccionar.

Lo opuesto es lo que se da en este y en tantos otros casos:

Maleducar, malcriar. Incapacitar. Atrofiar.

   Esto es lo que dice mi Diccionario Esencial de Lengua Castellana. Y el mío personal como madre, educadora y persona. 

Mi lema para este nuevo año de enseñanza del inglés en mi vida, y ya van más de 20, es:

                      IMPOSSIBLE IS NOTHING”
         (“Nada es imposible” aunque el hipérbaton lo
            potencia: “IMPOSIBLE ES NADA”)        
                                     
 Se lo pedí prestado a Adidas. Veremos qué dice esta señora con quien quiero tener una charla por las lágrimas que le causó ayer a mi hija. Veremos… IMPOSIBLE ES NADA.

                                        

Y se lo diré así: a boca de jarro.

miércoles, 27 de abril de 2011

Resonancias...

                                            
 Hoy, por esas casualidades que no son casuales, dos personas que se han hecho significativas para mí, coincidieron en hacerme el mismo regalo: transmitirme cada una a su manera, desde sus creencias y sus riquezas interiores, la sabiduría de vivir que conocemos y no tomamos en cuenta muchas veces: esa que hace que nos relajemos y disfrutemos del viaje sin pensar en que hay que llegar a ningún destino en particular, porque al hacerlo, se acabaría la magia del viaje...
Estos dos bellos aportes me recordaron de inmediato a este poema de Konstantino Kavafi titulado "ITAKA" que me regaló mi profesora de Shakespeare  justo antes de recibirme.

Se los paso a boca de jarro:


      
Y para los que quieran disfrutarlo en inglés,como yo lo aprendí, con música de Vangelis y recitado nada menos que por Sean Connery, aquí está, una joya a boca de jarro:

                                                     

                                                                      
¡GRACIAS XIMENA IANANTUONI 

martes, 26 de abril de 2011

PERDIDA : MI PRIMERA ENTRADA







ESTA FUE MI PRIMER ENTRADA, QUE QUEDÓ AHÍ POR UN LARGO TIEMPO HASTA QUE RETOMÉ EL BLOG DESCUBRIENDO 3 COMENTARIOS FAVORABLES. HOY POR HOY, ME SIENTO BASTANTE IGUAL A ENTONCES, AUNQUE EL HABER ESTADO ESCRIBIENDO LE HA DADO UN NUEVO SENTIDO A MI VIDA. Y AYUDA A ORDENAR LAS EMOCIONES...

Termino este año sin saber dónde estoy parada. Al menos sé donde no quiero estarlo. Ya es algo... El año próximo no quiero más hacer cosas con el corazón dividido entre mis propios intereses y el bienestar familiar. Jamás imaginé que esto sería tan difícil, tan inmensamente difícil de compatibilizar : ser yo, profesional, y ser yo, mamá, esposa y ama de casa. Este es el paragdima más hondamente paradójico que me he planteado en toda mi vida, y nunca imaginé siquiera que el mero hecho de querer desarrollar mi "yo", mi singularidad y potencial creativo e interpersonal en el mundo del afuera, pudiera ser tan arduo de armonizar con el hecho de intentar ser cada día la mejor madre y esposa que puedo ser en el mundo del hogar que yo misma supe crear. Es, insisto, paradójico que las mujeres pensemos desde muy temprana edad que la realización personal pasa por los dos mundos, mientras que los varones intentan postergar y no involucrase con el mundo que más nos complica la vida, el de la formación de una familia, lo más que pueden, seguros de que por allí no pasa su realización integral como personas. Y cuando se mueven en el mundo del adentro, el hogar, la familia, lo hacen como de pasada, como una forma de refugiarse de la voracidad del afuera. Entonces colaboran como de favor, porque están ahí por un rato, pero esta no es su función principal. Nosotras lo sentimos muy distinto, más allá de la demanda o la recompensa que el trabajo de afuera nos brinde, nuestro rol principal está puertas adentro. Sin duda, un especialista en el tema de roles genéricos me diría que esto es natural, que esto tiene que ver con la programación genética y la función primaria e histórica que varón y mujer han desarrollado a través de los años, los miles de años... ¿Entonces por qué hablamos de cambio social, de revolución feminista, y de la igualdad de los sexos? Podemos hablar y publicar mucho, vestirnos al revés, y dar vuelta el mundo para ver si cae algo, pero hay un hecho que no deja de ser cierto, y disculpen si suena machista, pero SENTIMOS DIFERENTE, y por eso debemos obrar en consecuencia. Por eso, aquí me planto y me pongo a pensar, a pensar y a escribir, para ver hacia dónde rumbeo, porque estoy perdida.

A boca de jarro


lunes, 25 de abril de 2011

¡Imperdible!

Esto es imperdible: me lo recomendó una amiga querida que me hizo el honor de comentar mi entrada de "superpoderosas" con toda la lucidez e inteligencia de la que ella es capaz.
¡Disfrútenlo a boca de jarro: ja, ja, ja!


"A Tale of Two Brains"

Historia de dos cerebros (Mark Gungor) - Subtitulos en 

Español


http://youtu.be/XhTzdhsfWz4

domingo, 24 de abril de 2011

Celebrar las Pascuas : nacer, morir y volver a la Vida.. ¡FELICIDADES!

    
Hoy celebro la Pascua en la que creo. No es que me fuerzo a una tradicional comida familiar con los obligados huevos de chocolate para los chicos. Eso lo puedo hacer o no, depende: pero celebro la Pascua en la que creo con el alma, hoy como todos los años.

Desde ya, creo que Jesucristo es el Hijo de Dios, el Salvador que vino a demostrarnos que vale la pena afrontar el hondo misterio de la muerte, no importa cuán dolorosa sea, porque hay Vida después, en unión con el Padre que nos regaló la Vida. Y conste que digo “creo”, no digo “entiendo”, ya que donde la razón no llega, está la fe para iluminar el misterio, como explican los grandes filósofos religiosos.
  
Creo también que la Pascua Cristiana que hoy celebro representa las muchas muertes que atravesamos a lo largo de la vida, y las muchas resurrecciones que de ellas provienen. Coincidentemente, hoy celebro también el cumpleaños de mi hija menor, que representó en mi vida un morir a quien yo era hasta entonces y un renacer a través de su nacimiento a una vida nueva. Esto fue una pascua personal. De esto fui mucho más consciente en mi segundo parto que en el primero, donde todo fue más inconsciente y eufórico, e igualmente intenso y movilizador.

Este misterio del nacimiento de los hijos, en mi caso, trajo aparejado un remolino de emociones que en su momento pudo con mi equilibrio emocional. Sentí alegría, desde ya, y también atravesé un rito de pasaje de resonancias místicas que me acercaron al misterio de Dios, en el que comencé a “ser” desde un lugar nuevo y más trascendente, en tanto me sentí "puente" para que se produjera el nacimiento, en términos físicos y espirituales. Sentí también miedo ante los peligros que avisté o imaginé, tal vez por peligros pasados que revivieron en mi memoria, y sentí angustia, esa emoción que nos habita y que emerge desde nuestra sombra, a veces en los momentos más inesperados. Sentí enloquecer, por qué no admitirlo… para alguien que intenta analizar las causas de los hechos, este tsunami de emociones puede resultar incomprensible.
  

Me llevó años intentar racionalizar esta crisis de angustia que atravesé con el nacimiento de mi segunda hija. Recurrí entonces a una profesional especializada en postparto, que me ayudó y tranquilizó, sin intentar etiquetar o rotular lo que me pasaba. Me apoyé fuertemente en la contención amorosa y empática de mi esposo, fundamental en mi vida desde que lo conocí, y de todos mis seres queridos que fueron mi sostén.Volví a aferrarme a mis creencias religiosas que se habían entibiado, y que resurgieron fuertes y sanadoras. Leí incansablemente a muchos especialistas sobre el tema del puerperio, en especial a Laura Gutman, a quien ya mencionara en entradas anteriores referentes a la maternidad. Con el paso de los años y el fluir de la vida, puedo decir que cada vez entiendo mejor lo que me pasó y me entiendo a mí  misma así como a toda  madre que pueda llegar a sentirse tal como yo me sentí entonces: embargadas y desbordadas por una mezcla de emociones que al unísono parecen disonantes, y que sin embargo provienen del hecho conmocionante que es el dar a luz. Llegué también, a fuerza de mucho trabajo interior, a perdonarme por no haber sentido nada más que pura dicha y regocijo: ¿Qué mejor Pascua que la que nos trae el maravilloso y purificante regalo del perdón?
Hoy creo y siento que para "dar a luz" a un otro, y "echar luz" sobre uno mismo al devenir adulto, es menester enfrentarse y asumir  las propias sombras que se asoman y que nos habitan. Esto también lo aprendí de la mano de un valioso pensador contemporáneo y monje Benedictino y psicólogo Jungiano: Anselm Grün.
Y hoy celebro ese pasaje, desestabilizante en su momento, marcado por el insomnio y el stress generados por una fuerte sensación de impotencia ante las lógicas demandas de la coyuntura, de fragilidad , de finitud y vulnerabilidad; y también  una experiencia profundamente enriquecedora en definitiva, en tanto me hizo asumir todos esos aspectos míos que no quería enfrentar porque no son “socialmente aceptables”: el no ser  “la mujer maravilla” a la que admiraba de chica, la que cambia de traje en apenas unos giros, y puede con todo y contra todos los males que acechan, el egoísmo de querer seguir siendo “yo”  el centro del universo, cuando los hijos tan sabiamente llegan para  imponerte el  correrte de ese centro para ponerlos a ellos allí, y te regalan la preciosa virtud de la humildad, y podría seguir… pero hay que preparar la celebración de hoy. Porque hoy voy a celebrar con todo mi ser, ya conocido y aceptado, ya adulto: con sus luces y sus sombras.
   

Celebro y agradezco el inmenso regalo de la vida de mi hija y el hecho de haber sido y ser partícipe en la  creación y moldeado de su vida, que es una bendición en una infinidad de sentidos. Una hija que, quizás por lo que su mamá atravesó en su nacimiento, y por brillar con una intensa luz propia, tiene una fuerte conexión con los mundos sutiles y las verdades sobre el misterio de la Vida que me sorprenden, dados sus escasos ocho años de existencia.
Por eso hoy, desde lo más profundo de mi ser, te deseo felices Pascuas, las del calendario litúrgico si sos creyente, y las propias: las muertes y resurrecciones nuestras de cada día. Amén: que así sea.

 «Dios es luz, sustancia espiritual de la que todo depende
                     y que no depende de nada»    San Agustín.
                                                                                                                  


A boca de jarro

jueves, 21 de abril de 2011

ESPACIOS…

"encuentro" : dEDICADO AL SEÑOR XAVIER BUSTO





   Un lector de La Nación Revista que leyó mi carta publicada el domingo 16 de abril del corriente, y que yo comentara y festejara en este blog, tuvo el maravilloso gesto de dirigirse a mí vía mail para expresar su reacción a mi carta. Esta es un fragmento de nuestro intercambio epistolar que merece ser publicado por su profundidad, sutileza y riqueza, más allá de que me honra, alimenta y alienta a seguir con mi humilde intento de
“… pensar la realidad que me toca vivir con total honestidad y en voz alta”, y de escribir.

Xavier Bustos tituló su primer envío “Espacios”, y yo tomo su  apropiadísima elección como título de esta entrada.

Aquí va el intercambio:

El 19 de abril de 2011, 23:36, Xavier Busto escribió:

Fue muy agradable encontrar una carta como la que usted escribió para la revista del domingo. Más de una vez sentí que la mujer -ser que literalmente venero- cobraba fuerzas en lo relativo a lo laboral o lo empresarial y a la vez era  devorada por la impaciencia, la competitividad y un creciente e inconsciente (o no) estado de similitud con lo masculino, dejando trozos de piel en esa lucha (además de su familia y su propia persona). Ojalá que al descubrir la necesidad de un cambio, esa revolución que propone se efectivice para lograr con ella la calma, recuperar espacios perdidos y, fundamentalmente, reencontrar la exquisita femineidad que eternamente debe acompañar a la mujer. La felicito por un tema que ayuda a pensar, le pido perdón por mi intromisión y gracias por por su lúcido análisis que provocó mi necesidad de responderle a través de Internet. Hasta otra nota, cordialmente. Xavier.                                                             

El 20 de abril de 2011, 06:09, Fernanda escribió:

Estimado Señor Xavier Busto: Yo soy quien se siente profundamente agradecida y honrada por recibir una reflexión tan sensata y honesta como la suya. Más allá de las diferencias de género, que estimo nos complementan y no nos distancian, estoy absolutamente convencida de que lo que escribí en mi carta del domingo, y lo que Ud. tan acertada y correctamente agrega, es la humilde verdad que padezco como mujer día a día: ir dejando trozos de piel propia y de la quienes más amo en una lucha fútil por pretender ocupar espacios donde, precisamente, no me hallo en mi piel, y no la hacen sentir piel de mujer. No podría Ud. haber usado una imagen mejor.
La revolución que propongo es un cambio pacífico, ordenado, paulatino y armonioso hacia una forma de vida sin más "ismos", donde todos nos sintamos a gusto, aunque suene utópico. Es mi deseo que las generaciones futuras, en especial la de mis hijos y sobrinos, logren alcanzar algo del equilibrio que nosotros parecemos haber perdido. Y celebro este contacto.
Muchísimas gracias por su exquisito aporte, que me reconforta el alma, ya que escribir y sentir que hay eco en otras voces es algo sencillamente maravilloso que he adoptado como hobby, aunque admito que me gustaría ir un poco más allá…
Lo saluda muy atentamente,

María Fernanda Paz.


El 20 de abril de 2011, 21:40, Xavier Busto escribió:


Estimada Señora: Aún me encuentro bajo los efectos emotivos producidos por el mail que me enviara. Tomando en cuenta lo expuesto por Vd. en la revista no deberían asombrarme la claridad de conceptos o calidad en su narrativa, pero su respuesta superó expectativas de mi parte. Me gratificó reencontrar un encanto literario que creía perdido a través de errores y horrores cotidianos que maltratan a nuestro idioma. Quizá por tales razones no me parece utópico el cambio que Vd. propone y creo forma parte del sentir de muchos que soñamos con la paz, estar a gusto sin necesitar de "ismos" (que en más de una oportunidad devienen en "itsmos", si se me permite el juego retórico). Habla también de gente noble que no se detiene en su persona sino en los que están junto a nosotros, hijos, sobrinos y, en mi caso, mi nieto Ignacio. Su blog es un lugar tan bello, donde encontré la magia de Klimt, Van Gogh y el encanto de lo poético (más allá de Neruda o no, toda la página es poesía pura). Sin dudas, el domingo tenía que leer la revista, encontrar su carta y hacer sobre la misma un comentario, el saber que de alguna manera he llegado a su alma acrecienta las esperanzas de que esa revolución por Ud. propuesta no es un imposible.  Si deseara emprender un intento literario, cuénteme entre quienes van a ir a buscar con mucho placer su obra en Yenny o Cúspide, por ejemplo.   
Xavier. 




Un encuentro de almas que ensancha a las dos en un espacio virtual de comunicación concreta y real :

           ¡UNA Y MIL VECES MÁS:
    GRACIAS SEÑOR XAVIER BUSTO!      

Y te lo digo así: a boca de jarro, que rebalsa hoy…





miércoles, 20 de abril de 2011

¿Fe de erratas?

Ayer, en medio del trajín cotidiano, recibí un comentario en mi blog, cosa poco frecuente pero que me alegra sobremanera, de un tal "Alfredo", quien me aclaraba que  ese fragmento del poema que yo publicara en mi entrada del día sábado 16 de abril no había sido escrito por Pablo Neruda, sino por Alfredo Cuervo Barrero. Ustedes pueden leer este comentario y mis respuestas al pie de la entrada


Ahora bien, en el momento, busqué evidencias para constatar la verdadera autoría del poema que inicialmente recibí en una presentación powerpoint muy bonita, y me  encontré con la sorpresa de que era inciertamente adjudicado a Neruda. Volví a examinar el comentario que recibí de "Alfredo", y este me direccionó a su propio blog, y a la publicación de un poema que difiere un tanto de la versión que yo recibí en esta presentación que se trataba de un envío masivo en cadena.  Esta es la versión que encontré en el blog  Centro y Contorno de Alfredo Cuervo Barrero:

QUEDA PROHIBIDO


¿Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.

Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de falsas ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,                                                             
se convierten en adorados héroes.

Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira puede uno convivir,
cada cual es quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:
queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.

Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.

Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando les necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.

Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a toda la gente que me quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hacer mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
olvidar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
pensar que con su falta el mundo se termina.

Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.

Alfredo Cuervo Barrero ®


Mientras que este a continuación incluyo el texto completo que recibí en la presentación y que es adjudicado a Pablo Neruda, aunque al investigar sobre su autoría,  se admite que  es incierta. La referencia a Neruda es contundente, y a las pruebas me remito:

            Afiche de Feria del Libro en Colombia.                         
    
Las similitudes entre los dos poemas saltan a la vista. Con el correr de las horas, y ya bajando el ritmo del día, me di cuenta de que "Alfredo" podría ser el mismísimo Alfredo Cuervo Barrero. y entonces envié varios mensajes aclaratorios por mail, pero no he recibido aún una respuesta.                                              
¡Enormes satisfacciones y sorpresas que da la vida! 

Sea quien sea el verdadero autor del texto en cuestión, rescato y reivindico su mensaje.

  LAS DOS VERSIONES SON MARAVILLOSAS. 
   
Yo no soy quien para dirimir esta cuestión de autoría: simplemente leo, disfruto y difundo, y puedo errar si lo que recibo es erróneo, y las fuentes no terminan de aclarar.
Y una vez más, gracias a este blog, me siento plenamente feliz de sentir que no estoy tan sola en pensar y sentir como siento...

Lo digo así: a boca de jarro entre poetas: ¡qué privilegio!

lunes, 18 de abril de 2011

¡Me publicaron otra vez! : SUPERPODEROSAS


                                                                                    

  





Un buen fin de semana: lindos momentos compartidos con familia, descanso necesario, buena película, rica comida sin excesos, cero sobredemanda para adelantar tareas para la semana, y la alegría de que me publicaran otra vez una carta en Yo Lector en La Nación Revista.

La verdad es que me divierte y me hace bien escribir. Me gusta leer, pero más me gusta lo que me pasa después de leer, y es esa irrefrenable  ansia de poner en palabras lo que me provoca lo que leí. A veces puedo ser muy crítica. Otras, me siento plenamente en sintonía, y celebro que haya alguien que viva de escribir y que reflexione sobre las mismas cosas que me interesan a mí, y encima piense parecido. Entonces siento la necesidad de comunicarme. Adoro la comunicación, tal vez por eso elegí aprender y enseñar un idioma. También me gustaría escribir como forma de ganarme la vida…y aquí lo estoy haciendo, aunque sin fines de lucro.

“Chicas Superpoderosas” se titula la reflexión de Mori Ponsowy de LNR en Miradas, la última página del domingo13 de marzo del 2011. Y vamos por la cuarta carta publicada en LNR, la segunda este año, y la sexta en mi historia contando una en Clarín Revista y otra en una revista femenina. Me gusta esta última página de LNR, y ya reaccioné muchas veces a lo allí publicado: es como la frutilla del postre, y pienso que me la reservo para mí. Puedo pasar por alto lo que hay que ver en cine y teatro, notas más extensas que no responden a mis intereses, desde ya moda y cocina, pero estas reflexiones finales no me las pierdo: adoro el ensayo argumentativo sobre temas de la vida diaria como nos toca, y desde ya me encantan los eruditos aportes de Sergio Sinay, a quien admiro, pero no le enviaría una pregunta como  suelen  hacer los lectores, porque, humildemente, certera o equivocadamente, siento que ya estoy en edad de DAR RESPUESTAS a ciertos temas.

En “Chicas Superpoderosas” la periodista echa una mirada sobre como vivimos hoy las mujeres que pretendemos cubrir tantos flancos y desempeñar tantos roles ahora que, luego de la lucha por igualar al varón, hemos conquistado espacios laborales importantes en el mundo del afuera. Ella, como yo, cree que esto de la igualdad es un verso, y agrega estadísticas interesantísimas para probarlo, ya que según un informe de la ONU del 2004:
                    
“Las mujeres representan el 51% de la población mundial, hacen el 66% del trabajo, reciben el 10% del ingreso y son dueñas de menos del 1% de la propiedad.”

Yo, como ella, pienso: “¡MENUDA IGUALDAD HEMOS CONQUISTADO!”

Entonces ahora, gracias a la conquista, jugamos a ser La Mujer Maravilla, a poder con todo, ya que la crianza y las tareas del hogar siguen recayendo mayoritariamente sobre nosotras, lógicamente, dada la magra magnitud de nuestros ingresos. Ella habla de aflojar algo del control que ejercemos sobre nuestras familias si deseamos mayor igualdad en lo laboral. Yo le escribo felicitándola y echando luz sobre cuantas mujeres literalmente mueren en el intento por pretender ser superpoderosas cada año, dado que las estadísticas arrojan datos preocupantes. Cada vez más mujeres  enferman y  hasta mueren por cardiopatías, A.C.V., y otras afecciones derivadas del stress y la ansiedad que padecemos por querer hacer tanto y todo bien. Ella dice que tal vez ha llegado la hora de preguntarnos si estamos cómodas en este traje de Súper Chica. Y yo le contesto que es buena hora de  que las mujeres nos saquemos el disfraz, dejemos los sueños infantiles atrás, y nos enfrentemos seria y honestamente con la necesidad de recuperar los espacios de salud mental, equilibrio emocional, y armonía que hemos perdido por creernos alguna vez  chicas superpoderosas. 

Propongo la necesidad imperiosa de  que repensemos nuestros roles, y aceptemos que el multitasking es un concepto empresarial que no podemos aplicar a la vida personal y familiar, descuidando lo que no cotiza en mercado: las emociones, fuente de salud y bienestar. En definitiva, planteo una revolución pacífica de mujeres que no respondan a ningún “ismo”, sino a sus más íntimas necesidades vitales, y que luchen ya no por conquistar espacios, sino para recuperar los perdidos. ¿Cómo se hace? Tomándose fines de semana como el que pasó, por ejemplo. No es siempre fácil, pero es posible.



                                                                           


A boca de jarro

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."