jueves, 19 de mayo de 2016

Desenfadada estoy



Desenfadada estoy, 
¡qué bien lo has dicho!
Una mujer madura
logra por fin des-enfadarse 
con Dios y con el Diablo:
los dos me habitan 
y vienen de visita
los jueves por la tarde.

Agendalos.

El buen Dios
con su potente mano
enciende mi deseo
y lo transforma en risa,
y a pura carcajada 
una mujer madura 
causa estragos...




El viejo Diablo
al oído me susurra: 
"¡Desnudalo!"
Yo lo miro y le digo:
"Señor Diablo,
sin quitarle la ropa
mis ojos lo han desnudado."




Entonces Dios, el Diablo
y esta mujer madura
se van los tres a la cocina
a hacer de este convite
un desenfado:
quemamos las recetas del amor
y simplemente improvisamos.

Estás invitado.




A boca de jarro

30 comentarios:

  1. Jaja qué bueno, me encanta cuando subes estos post con la Meryl. La mujer madura porqué me reflejaré? dios y el diablo,...sabes cada vez más me dan ganas de hacer diabluras, cada vez la sinvergüenza, si yo, sale más de la mano del diablo y le guiña ese ojo al dios, pero ese que dice diooooos no lo aguanto, besotes Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Meryl me inspira: es una mujer tan talentosa y tan guapa, que ha sabido asumir con gracia el paso de los años. A mí me pasa igual que a ti, Eme: cada día que pasa me dan más ganas de hacer diabluras, y esta es una ;)!

      Un beso y mil gracias.

      Fer

      Eliminar
  2. Me encanta la actriz que has elegido - Meryl Streep - para ilustrar esta "desenfadada" entrada.

    La palabra "desenfadada" me sugiere romper con los límites de la vida rutinaria jalonada por lo que se puede o no hacer, adoptar una actitud alegre, bromista, desenvuelta, informal, atrevida, airosa...Romper, en definitiva, con esto que suele llamares "mojigatería", "inhibición"...

    Me encantan las mujeres desenfadadas. Desde siempre... El único límite que podría al desenfado es que no dañe a terceros...

    De Dios y del diablo, no opino. No tengo el gusto de conocerlos...

    Acepto esa invitación con la certeza de que el aburrimiento va a brillar por su ausencia.

    Un fuerte abrazo, Fer. Me ha divertido esta entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mujeres que gustan por igual a hombres y mujeres, y no hablo de gustar en el sentido sexual, quiero decir, existe una acertividad en el desenfado, en la capacidad de aceptarse a uno mismo tal cual se es y de reírse de eso sin hacer demasiado para complacer que hace a las personas tremendamente atractivas para todo el mundo.
      Me alegro que te haya apetecido el convite, mi estimado Luis Antonio, y agradezco mucho tu participación.

      Un beso.

      Fer

      Eliminar
  3. A ese convite me apuntaría sin dudarlo, Fer, y no creo que desentonara nada como mujer madura que soy jajajaja. Qué ocurrente texto, es realmente genial, y los gifts que has elegido, soberbios. Por cierto, la mirada y la risa, qué dos armas más efectivas en buenas manos... las manos de una mujer des-enfadada :D

    Un beso y enhorabuena, Fer. ¡Te has superado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura de que no desentonarías: tienes la capacidad de imaginar, de fantasear y de la risa, así es que no podías faltar, mi querida Julia. Gracias por venir ;)!

      Besos!

      Fer

      Eliminar
  4. Comparto, con tu permiso, Fer, lo que Maryl Streep opinaba en Junio del año pasado, con sus 65 años estupendamente llevados, en una entrevista hablando del trato en Hollywood a las mujeres "mayores", según ella reconoce, tuvo que rechazar muchos papeles de bruja cuando tenía 40 y pico años porque detestaba la idea de que las mujeres fueran retratadas como algo "horrible" por hacerse mayores. Pero ahora es distinto, por eso no le ha importado dar vida a una de estas hechiceras en la película "Into the Woods".
    Otra madurita que luce esplendorosamente bien, es Jane Fonda, que incluso es mayor que Maryl.
    ¡A desenfadarse y a vivir! je,je,je
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meryl tiene citas fantásticas que dan cuenta de una mujer con cerebro debajo de ese hermoso cabello. Te paso otra que es, sin dudas, mi favorita, segura de que te va a gustar, mi querida Estrella:

      "Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porque llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere. No tengo paciencia para el cinismo, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quien no agrado, de amar a quien no me ama y de sonreír para quien no quiere sonreírme. Ya no dedico un minuto a quien miente o quiere manipular. Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, deshonestidad y elogios baratos. No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío. No soporto conflictos y comparaciones. Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. No me llevo nada bien con quien no sabe elogiar o incentivar. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales. Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quien no merece mi paciencia."

      Un beso grnade y mil gracias!

      Fer

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Esperemos que diga que sí ;)!!!

      Un saludo y gracias por pasar!

      Fer

      Eliminar
  6. Tomarse las cosas demasiado en serio no da resultados muy positivos en al mayoría de los casos. Unas buenas risas, y un guiño de ojo con complicidad a lo pautado y rígido de la vida; pueden ser el aliciente que ponga la sal y la pimienta a nuestra gris rutina.
    divertida y desenfadada entrada.
    Besos compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La risa es el mejor afrodisíaco, sin lugar a dudas, y el mejor tranquilizante también ;)!

      Muchas gracias, compañero Francisco: besos!

      Fer

      Eliminar
  7. Chicos, yo ya empecé....y vale la pena!!!!!!!!!
    Muy bueno Fer.
    Un fortísimo abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien por ti, Marybel ;)!!!

      Un beso y gracias!

      Fer

      Eliminar
  8. Genial este post. Hay que ser mujer y media para escribirlo y... publicarlo de este modo. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy más bien media mujer: ni Dios me dio suficiente altura, ni el Diablo me enseñó a llevar los tacones bien calzados, pero igual me animo ;)!

      Muchas gracias, Egle. Un beso!

      Fer

      Eliminar
  9. Se nota en tus últimos escritos que estás en un momento de ruptura de amarras y que has descubierto los placeres que se encuentran en cierta incertidumbre vital. Andas como cometa suelta pero disfrutas de los designios caprichosos del viento sin someterse a las viejas obligaciones que te atrapaban.

    La mía es una reflexión sin argumentos ni razones, pero es la hipótesis que extraído de tus últimos textos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre te digo, Krapp, tú tienes ojo clínico por ser un buen Doctor de Almas y aciertas siempre el diagnóstico, amigo.

      Un beso grande y gracias!

      Fer

      Eliminar
  10. ¡Mujer diez Fer.! tu canto es mi propio canto. Estamos en sintonía. Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra el alma saber que hay almas que vibran en sintonía con la mía. Muchas gracias!!!

      Un beso.

      Fer

      Eliminar
  11. La verdad es que hay mujeres maduras impresionantes de cuerpo y mente. Lo importante es ir aceptando cada etapa que nos toca vivir, nos movemos en ese espacio entre lo que éramos y lo que nos queda por ser. ¿Qué seria Dios sin el Diablo y el Diablo sin Dios? Estupendo poema.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece un detalle eso de la aceptación, pero resulta ser el meollo de la cuestión, Angie: es cierto. Te agradezco mucho.

      Un beso grande!

      Fer

      Eliminar
  12. Tú te piensas, la mujer madura; yo me pienso a partir de tu post, el hombre maduro. Dos situaciones disímiles pero no tan lejanas. Un estado diferente de la vida en el que hay que aprender a encontrarse. Pero es curioso, no se me ha ocurrido escribir o pensar sobre ello. El hecho de que tú lo hagas y reivindiques ese estado también de plenitud, muestra que se siente de modo diferente. Mujeres y hombres. Dos planetas distintos. ¿No eran Venus y Marte?

    Ahora, supongo, es el momento de mostrar sentido del humor. Es lo que queda.

    Un beso, Fer.

    ResponderEliminar
  13. Creo que es una fantástica sensación sentirse así, estar satisfecha con tus años y lo que vives, disfrutando de los momentos, más segura de ti misma e importando cada vez menos lo que piensen los demás, se una misma lo principal!!

    Un beso Fer

    Te ha cundido un montón estos días que no he estado, muy bien aprovechados!! Sos una genia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve inspirada, amiga, pero debo decir que te he echado mucho en falta ;)! Gracias por tus palabras!

      Besos!

      Fer

      Eliminar
  14. Parabéns pelo Blog, gostei...beijos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muito obrigada, Anjopoesia. Benvinda!

      Beijos!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."